viernes, 12 de diciembre de 2014

RONI HORN. Todo dormía como si el universo fuera un error.

El título  que Roni Horn ha escogido para su exposición en Madrid y Barcelona, es una frase del Libro del desasosiego, que el escritor portugués Fernando Pessoa inicio en 1913 y que dejó incompleto a su muerte en 1935: un libro emparentado con la tradición del romanticismo alemán, fragmentario, nacido de un estado de postración, que tiende a lo secreto y lo incomunicable y que, a raíz  de su recuperación  en español en 1984 y en inglés en 1991, se ha convertido en una de las grandes referencias literarias de nuestro tiempo.

La incomodidad de estar en el mundo, y la inteligencia que empuja a la artista a interrogarse sobre cosas, la identidad y la relación con su entorno, son características esenciales de la obra de Roni Horn. Nacida en Nueva York en  1955, Horn  se sirve del dibujo, la escultura, la fotografía  y la instalación. Gran lectora y escritora, ha incorporado el lenguaje, como una parte importante de su trabajo. La sutileza de sus obras invita a los espectadores a afinar los sentidos, sumergirse en el silencio, captar las pequeñas diferencias que hacen tambalear las ideas preconcebidas, cuando Horn utiliza un material como el vidrio fundido, juega con la ambigüedad de su estado: se trata de un sólido, pero al mismo tiempo es un líquido. La imagen del agua se asocia a la vida, pero puede ser también un lugar de peligro y de muerte. La transformación, la mutación, la doble naturaleza de las cosas, son todas ellas fundamentales para entender el arte.

la-transformación-la-mutación-la-doble-naturaleza-de-las-cosas-son-todas-ellas-fundamentales-para-entender-su-arte

Identidad

Los dibujos de Roni Horn son también un testimonio de transformación y apariencias cambiantes. Else 9 (2010), Else 11 (2010), If 6 (2010), Such 1 (2012), 1 (2012) o But 1 presentan estructuras densas, muy trabajadas, con pigmentos puros, fragmentadas, como diagramas de una pieza desmembradas. Las anotaciones a lápiz trasmiten  la idea de obra en curso.

El gran formato de estos dibujos crea un contraste con la fragilidad de las formas que representan. Roni Horn ha hablado de la importancia de la improvisación en el dibujo y de la búsqueda de un camino personal, un proceso de introspección que te hace preguntarte constantemente si estás huyendo de alguna cosa o bien descubriendo otra […] Todo esto tiene que ver con mí capacidad para focalizar mis energías físicas y mentales en un punto concreto sin sufrir distracciones psicológicas o estrés (entrevista para el Canal Lousiana, Dinamarca 2012).

Roni-Horn-i-such-1-i-2011-2012-pigmento-y-barniz-sobre-papel-246-7-x-257-8-x-8-9-cm-cortesIa-de-la-artista-y-hause

Her, Her, Her and Her (2002) retrata, en sesenta y cuatro fotografías, el espacio laberíntico de un vestuario de un complejo de piscinas cubiertas de Reikiavik. Puertas que se abren y se cierran, mirillas, espejos, pasillos y habitaciones revestidas de azulejos blancos. Un flujo visual de realidades invisibles, un espacio neutro que anticipa el deseo del voyeur.

Roni-Horn-i-you-are-the-weather-i-1994-96-36-impresiones-en-gelatina-de-plata-y-64-grabados-cromogénicos-26-5-x-21-4-x

La exposición está dividida en ocho espacios y uno final educativo. En Madrid se muestran veinticinco obras creadas entre  1996 y 2011. Dos de estas obras se presentan exclusivamente en CaixaForum Madrid: You are the Weather (1996) y Pi (1998).

Agua, clima, turbulencia.

Las series de fotografías You are the Weather (1996) y You are the Weather, Part 2 (2010-2011) retratan los gestos mínimos de una  mujer mientas se sumerge en distintas aguas termales en Islandia. Roni Horn establece una correlación entre la temperatura del agua y los estados de ánimo que forma un clima interior. La pieza evoca la sentencia de Heráclito según la cual nunca podremos sumergirnos dos veces en las mismas aguas. Esa fijación  por el detalle que trastoca el sentido aparece también en Dead Owl (1997), obra en la que el espectador forma un triángulo frente a dos imágenes  que son idénticas y, al mismo tiempo, sutilmente distintas.

roni-horn-i-you-are-the-weather-part-2-detalle-i-2010-2011-66-impresiones-en-color-34-impresiones-en-blanco-y-neg

Still Water (The River Thames, for Example) (1999) se compone de quince imágenes que reproducen el río Támesis a su paso por Londres. El color y la textura varían según la imagen, en función de la luz y de las mareas. Una inspección detenida permite ver unos pequeños números, como notas al pie, que se relacionan con los textos sobre el agua inscritos en la parte inferior de cada fotografía. El efecto de las mareas convierte el Támesis en un río rápido, vertiginoso, peligroso.

 roni-horn-i-still-water-the-river-thames-for-example-i-1999-15-litografias-offset-en-papel-sin-estucar (1)


roni-horn-i-still-water-the-river-thames-for-example-i-1999-15-litografias-offset-en-papel-sin-estucar (2)

Poesía en el espacio

Las obras reunidas en White Dickinson (2006-2010) transforman en escultura unos versos de la poetisa norteamericana Emily Dickinson (1830-1886): “I give you a Pear that Was given me- Would that it were a Pair, but Nature is penurious”. Dickinson desarrolló su obra con una autosuficiencia inusual, indiferente a las opiniones de los otros artistas y a la participación del público. Versos graves que adquieren una consistencia corpórea, una presencia inquietante, cerrada sobre sí misma. Al mismo tiempo, la posición de las esculturas apoyadas en la pared trasmite una sensación de precario equilibrio.

roni-horn-i-white-dickinson-i-think-of-your-forest-and-sea-as-a-far-off-sherbet-i-2006-aluminio-y-plastico-blanco-fund

Roni Horn, próxima al conceptualismo y al minimalismo, ha seguido un camino personal. Desde hace tiempo pasa algunas temporadas en Islandia, donde ha encontrado un espacio idóneo  para desarrollar su trabajo: un paisaje esencial y preservado, que le permite explorar las relaciones entre identidad y lugar. Horn afronta esta búsqueda conceptual con una doble exigencia: La ética del trabajo y la crítica.  Más allá de sus valores plásticos, su obra interpela a la conciencia: la del espectador, y también la suya propia.

PEMIO JOAN MIRÓ 2013

Creado en el año 2007, el premio Joan Miro, organizado por la Fundación Joan Miró de Barcelona, y la Obra Social “La Caixa”, es una referencia del arte contemporáneo internacional que a lo largo de convocatorias ha consolidado una línea de rigor, novedad, creatividad y compromiso. Olafur Eliasson, Pipilotti Rist, Mona Hatoum y Roni Horn, premiada en la edición del 2013, son artistas destacados del panorama internacional. Esta es la primera vez que la exposición del Premio Joan Miró se presenta en Madrid, y asimismo la primer muestra retrospectiva de Roni Horn que puede verse en España tras sus recientes exposiciones en el Whitney Museum de Nueva York y en la Tate Modern de Londres.

La exposición  ha sido concebida y diseñada por la propia Roni Horn. Conmueve con una práctica polifacética  que vincula  aspectos de la naturaleza el paisaje y la cultura popular con mecanismos de percepción  y comunicación.

Mariví Otero

CaixaForum, Madrid del 14 de Noviembre de 2014 al 1 de marzo de 2015.

Bibliografía: Roni Horn. Exposición: “Todo dormía como si el universo fuera un error”. Dossier de prensa. CaixaForum Madrid.